Por qué la farmacia parece estar quedando relegada en la aplicación de la salud digital

Por qué la farmacia parece estar quedando relegada en la aplicación de la salud digital

by Sergio, 24 agosto, 2016

La salud digital está en boca de todos: ya podemos hablar con nuestros médicos online, recibir en nuestra tarjeta de la seguridad social las recetas sin necesidad de tener que acudir, disponer de aparatos que monitorizan nuestro ritmo cardíaco y otros biorritmos, etc. Pero ¿dónde interviene la farmacia en todos estos procesos?

La farmacia tiene varios aspectos diferenciales en cuanto a su papel en el sistema de salud:

  1. Pertenece al sistema nacional de salud pública pero es de titularidad privada.
  2. Sólo se le permite realizar recomendaciones, por consejo farmacéutico. Los diagnósticos pertenecen al sector médico.
  3. No puede realizar publicidad ni realizar cambios de precios en  su principal valedor a la hora de vender, el medicamento.

La salud digital que está permitiendo mejorar las relaciones con los pacientes a todos los niveles del sector salud, está quedando algo aparcada por el sector farmacéutico por diversos motivos, entre los que se encuentran:

  1. La bajada de la rentabilidad de la farmacia. Actualmente el consejo farmacéutico implica una bajada de la rentabilidad de la farmacia, porque dedicar más tiempo a cada paciente implica menor productividad en el punto de venta
  2. El consejo farmacéutico es gratuito
  3. Los controles de salud han entrado en guerra de precios, y usualmente no se cobran
  4. Algunos servicios se entienden como gratuitos, y tampoco permiten sacar rentabilidad.

Si unimos que la farmacia debe dar servicios de salud, pero no los está cobrando, podemos entender fácilmente el por qué algunas herramientas de salud digital no están entrando en juego en la farmacia. Una farmacia, al ser de titularidad privada, debe buscar la rentabilidad, porque tiene que ser sostenible económicamente. Si las farmacias no están cobrando los servicios como medio de competir, en vez de pensar en mejorar los servicios y cobrarlos para aquellos clientes que vayan buscando calidad, es normal que las herramientas de salud digital, se vean como un coste añadido, no como un aspecto diferenciador.

Sea como fuere, la farmacia se está quedando atrás en la incorporación de las nuevas tecnologías. Los propios usuarios demandarán estas novedades, porque están acostumbrados a tenerlas en más lugares, de uso primario como la salud, la educación y la alimentación, o en el ocio, como en el cine o en las reservas de hoteles. Las farmacias deben entrar, y las primeras que lo hagan acordes a las necesidades de los clientes que quieren tener en un futuro, serán aquellas que tengan asegurada una sostenibilidad y no queden en riesgo de ir a la cola de las nuevas tecnologías aplicadas a la salud digital, ya sea facilitando la comunicación (como explico en este post) o para realizar seguimientos de salud de sus pacientes.

Si necesitas información sobre cómo afrontar la transformación digital, contacta con nosotros, estaremos encantados de ayudarte.

No Comments


Leave a Reply

Your email address will not be published Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*